Mi perdición es la lencería, ¿y la tuya?

Buenos días, Primero perdonarme por esta entrada que ha llegado tan tarde! He estado fuera de viaje, uno detrás de otro y, esta vez, el jet lag me pegó, así que como recompensa he alargado el fin de semana y ya estoy aquí con las pilas cargadas, unos días a trabajar a Barcelona ya con […]

Leer Más