¿Sabemos lo que compramos?

¡Hola chic@s!

Hoy les quiero enseñar algo que todos deberíamos de saber y aunque muchos supermercados dan por hecho que lo sabemos otros muchos se siguen aprovechando de nuestra ignorancia. Hace unas semanas fui a trabajar a Palma de Mallorca y la persona que se encargaba de la producción y de nuestra comida me hizo consciente de esto que le voy a contar:

El primer día de fotos tardó mucho y vino muy enfadada porque no había encontrado huevos en ningún supermercado. ¿Cómo puede ser eso? Viendo mi asombro me cuenta lo siguiente: los huevos que encontramos en los supermercados, la mayoría son del número 3

“¿Y eso qué es?” Le pregunto.

Todos los cartones de huevos vienen con un código de barras al principio y se dividen en 3 categorías:

Los que empiezan por el número 3E

Los que empiezan por el número 2E

Los que empiezan por el número 1E

1

Y los que empiezan por el número 0 son huevos de corral criados al aire libre y son alimentados al 90% con productos orgánicos. Éstos son los de mejor calidad.

Les dejo una página donde los explica muy bien, ¿por qué comprar huevos ecológicos? Y esto mismo pasa con los pollos, según me explicado.

Así que a partir de ahora cuando voy al supermercado pido que me digan cuáles son los pollos de corral que, para vuestra información, son aquellos con aspecto más amarillento.

Ahora que soy consciente y lo he compartido con las personas más cercanas a mí procuro también concienciarles a ustedes de que tenemos que comprar bien, fijarnos mucho y, si hace falta, preguntar hasta que nos den lo que queremos. ¡Ya está bien de que nos tomen el pelo y jueguen con nuestra salud!

Primero por salud y, segundo, porque si todos compráramos los huevos buenos, ayudaríamos a que la demanda fuera mayor, bajarían el precio y lo mas importante, NO comeríamos pollos a los que han maltratado y envenenado de alguna manera con la cantidad de antibiótico , hormonas que se le echan para que sean más grandes y pongan huevos uno detrás de otro como si de una máquina de tratase .

Que seamos más fuertes y mas inteligentes que ellos no nos da el derecho a abusar de ellos y como todo, depende de la demanda, si nadie los comprara esto acabaría. Los cadena alimenticia la tengo clara y no digo que no debamos comer pollo para alimentarnos solo que merecen que se les trate con dignidad.

Reflexionemos no sólo por los animales (que ya es una buena causa para hacerlo) sino por nosotros mismos y la cantidad de enfermedades que esto nos puede acarrear .

¿Quién se une ???

Por último les dejo algunas fotos del precioso lugar donde me encuentro ahora mismo. Se llama Fiss y está en Austria, a dos horas y media en coche desde Múnich.
34En la nieve cualquier lugar sirve de nevera. Lo que veis son yogures, frutos rojos, pavo, queso que junto con algunas nueces, plátano y cereales  me servirán de refuerzo hasta la hora de comer!

¡Y todo esto siempre después de un buen desayuno!

571011121314

La próxima semana pondré vuestra tabla de ejercicios, ¡que no me he olvidado de ella! Pero me apetecía enseñarnos este lugar. ¡Gracias por todos vuestros comentarios y vuestra compañía!

Buen fin de semana a tod@s!

¡Se os quiere mucho!

 

 

52 comentarios sobre “¿Sabemos lo que compramos?

  1. Hola Ariadne, me parece genial que personas conocidas como tú promuevan los productos de agricultura y ganadería ecológicas y evitar el sufrimiento a los animales. Hay algunas cosas que quiero decirte como por ejemplo, que a los pollos se les administre hormonas, ya que eso es totalmente falso; de hecho, en la Unión Europea, eso está prohibido por ley (ya sea en cualquier tipo de animal de producción) respecto a lo de los antibióticos es cierto, pero para evitar parásitos que llegan a matar bastante número de animales en una explotación. En cuanto al color de la yema, se debe únicamente al tipo de alimentación (por ejemplo el maíz) y no quiere decir que una yema por ser más blanca sea menos nutritiva. Por último, también decir, que te he visto en anuncios de una marca conocida de productos para el pelo cuya empresa he escuchado que presuntamente experimenta sus cosméticos con animales. Igual desconocías estos comentarios que he oído y leído por ahí, y como me ha parecido que te interesa el bienestar animal, lo más acertado sería que también informaras sobre esto. Un saludo, y enhorabuena por tu blog.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s